domingo, junio 10, 2007

Le pregunto al viento...¿Eres para mí?

Nada más triste que perder a un padre de un día para otro. Por esto, este pequeño homenaje al padre de un gran amigo y padrino, quien ayer perdió a su papá sin previo aviso.

Y la vida sigue y todo cambia y a la vez permanece escalofriantemente quieto. Seguimos destanciados los unos de los otros, sin comunicarnos de verdad, viviendo de prisa y sin tomarnos un tiempo para decir te quiero a quienes nos rodean y necesitamos para ser felices. Sigue la ola globalizadora en el mundo y el egoísmo y el exitismo amenazan con distanciarnos cada vez más el uno del otro. Irónico: mientras las Tics más nos acercan (siempre de manera virtual) a todo el mundo en un instante y con la sonoridad de un "click"; por otro lado nos han hecho seres cada vez más introvertidos para con nuestra afectividad con el prójimo y, además, seres muy temerosos e inseguros de sí mismo y de los demás, por lo que el dinero se convierte no en un medio para conseguir un fin, sino en un fin en sí mismo...el poder a la manera de Maquivelo.

Todo esto pasa, cambia a cada instante y a la vez permanece. Mientras escribo esto, lo que solemos llamar selva del amazonas cambia su imagen y nombre al de futuro desierto del amazonas.

Todo esto continúa y seguimos donde comenzamos...y yo que curiosamente no he hecho más ultimamente que haderle esta pregunta al viento...¿Eres para mí?

Soy el segundo ausente
de la cumbre de tus ojos
de tus manos ilusión
que brilla por su ausencia

Compromiso inevitable
imposible e innegable
bruma de la mañana
y melodía incensante

Un suspiro de tu vida
agónico de muerte
misterio doloroso

Soy la mirada ajena
que tu alma reconoce


Saludos y prometo escribir algo más alegre la próxima vez. Este siempre será un Blog en donde los cinismos autorales no tendrán cabida...opción de vida.