viernes, junio 24, 2005

Un cuento para compartir...mi cuento...¿y el tuyo?


Sentado aquí en mi alma…


Sentado aquí en mi alma pienso y repienso todo cuanto tú me dijiste necesitaría. Comienza a amanecer y no puedo unir tus perfectos conceptos entre sí. Mi alma, aquí sentada hace rato, ya duerme. Las siete de la mañana, y junto con el Sol que amenazaba desde hacía minutos, logro iluminar mis oscuras cavilaciones en menos de cien palabras. En una idea de no más de dos líneas. Despierta mi alma, y con un viento espectral detiene la tinta de mi pluma en pleno vuelo. Me mira y me sopla al oído: “A mí no me parece”.