lunes, agosto 08, 2005

El día Dalí...el niño

El siguiente Post está inspirado en la colección Clot de Dalí que se exhibe hasta el 10 de octubre en la Estación Mapocho.
Caminando por la penumbra curiosa asoman imágenes, sueños y personajes como salidos desde lo más recóndito de una película de David Lynch.
Asombrado e intrigado ante tal espectáculo litográfico, me calzo mis ojos intelectuales y observo detalladamente con esa mirada de tipo interesante y agudo, con el conocimiento a flor de piel.
Admirado y arrasado por mi ignoracia de significado ante lo patente: la obra misma que se me revela en rebeldía; intelectualmente irónica, sarcástica y burlona.
No me quedó otra que soltar una carcajada. Tampoco me quedó otra que dirigir dicho estruendo hacia mí mismo. Relajarme y divertirme luego con la genialidad y el humor del maestro Salvador. Fuertes imágenes. Tan reales como irreales. Surrealismo puro. Espanto y ternura. Viejo y niño.
Aviso del autor: Esculturas vivas. No dar la espalda.
Segundo aviso:Ir de lunes a viernes y temprano. Los fin de semana la sala colapsa incluso antes que las piernas y la mente.
Canción sugerida:
Entre el espanto y la ternura
hora temprana,
trabaja el hombre entre locura
para mañana, para mañana. (Silvio Rodriguez)
"El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos". (Salvador Dalí)

2 comentarios:

Pseudo-intellectual lunatic dijo...

nice blog

iluso dijo...

Siempre he tenido la impresión cuando voy a una exposición de que se produce el efecto inverso, y termino siendo explorado por la obra, algo asi como esculturas vivas, no dar la espalda...toda la razón
saynomore